La boleta de Enrique Rojas: Beltrán y Helton tienen mi voto para Cooperstown

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 2 enero, 2023

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Mi boleta del Salón de la Fama de Cooperstown del 2023 tiene seis nombres marcados: Cuatro por los que ya voté en años anteriores (los jardineros Bobby Abreu y Andruw Jones, el antesalista Scott Rolen y el lanzador relevista Billy Wagner), un candidato que rescaté tras ignorarlo en el pasado reciente (el inicialista Todd Helton) y uno de los nuevos elegibles (el jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán).

Eso es todo amigos.

Dentro de mis resoluciones de año nuevo se encuentra una que ha sido columna vertebral de mi vida desde el día que decidí dedicarme a contar y analizar noticias: La responsabilidad, siempre, debe estar por encima de cualquier otra consideración, incluyendo el tipo de reacción que pueda producir en el lector.

Quisiera poder hacer feliz a todo el mundo, pero en realidad ese no es mi objetivo primario cuando escribo.

Como comenté el año pasado, y en todos los que han pasado desde que soy miembro del jurado de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA), el compromiso de escoger los nombres que recibirán el más alto honor que tiene el béisbol de Estados Unidos es algo que me tomo muy en serio. Votar para Cooperstown, más que un privilegio, es un sueño hecho realidad.

En la presentación de mi boleta del 2022 destaqué dos grandes ausencias que sentí debía explicar. En esta ocasión prefiero enfocarme exclusivamente en los que están y no en los que faltaron. Pero antes de ponderar las cualidades de mis seis candidatos, repasemos un poco la base del proceso y recordemos algunos conceptos que ya dije anteriormente.

El Salón de la Fama del Béisbol, que fue creado en 1936 y tuvo su primera ceremonia en 1939, tiene 341 miembros, incluyendo 269 homenajeados por haber brillado en las Grandes Ligas (MLB). El resto son ejecutivos/pioneros (40), managers (20) y árbitros (10).

Menos de la mitad de los integrantes del museo (135) ingresó por el voto directo de los periodistas. Los resultados de la votación del 2023 serán anunciados el martes 24 de enero y la ceremonia de exaltación (los electos por BBWAA y los comités de era) se llevará a cabo el domingo 23 de julio en el Complejo Deportivo Clark de Cooperstown, Nueva York.

De acuerdo a las recomendaciones de la BBWAA y el Salón de la Fama la votación debe basarse en las estadísticas de los candidatos, sus habilidades para jugar, integridad, deportivismo, carácter y contribución al (o los) equipo (s) en que jugó (jugaron).
Además de esos criterios básicos, mis otros requisitos para considerar que un candidato merece un voto son simples: Todos los jugadores con carreras de al menos 10 años, que se destacaron entre sus iguales y que no violaron el programa antidopaje de las ligas mayores (que comenzó en 2004), son elegibles a mi vista.

No me considero guardián de la moral pública, ni pretendo, ni quiero formar parte de alguna forma de inquisición moderna, por lo que me reservo el derecho de en el futuro cambiar/enmendar/variar mi opinión sobre los jugadores que han sido suspendidos por dopaje o enfrentan cuestionamientos de integridad.

Desde el principio prometí que bajo ningún concepto condenaré a un candidato con méritos deportivos por sospechas, prejuicios o discriminación de cualquier tipo, pero al mismo tiempo soy de los que piensan que los seres humanos debemos asumir las consecuencias de nuestras acciones y, por lo tanto, asimilar algún tipo de castigo cuando fuere necesario.

LOS QUE REGRESAN (4)
1- Bobby Abreu: El jardinero derecho no solamente ha sido el pelotero venezolano más completo de todos los tiempos, sino también uno de los más talentosos de su generación. En 18 temporadas, Abreu bateó .291 con 288 jonrones, 574 dobles, 400 bases robadas, 1,453 anotadas, 1,363 impulsadas y 1,476 transferencias.

Abreu fue un jugador de cinco herramientas que en seis ocasiones bateó sobre .300, en nueve superó los 20 jonrones, en seis los 30 robos y en ocho pasó de 100 bases por bolas. En el 2004, el jardinero bateó .301 con 30 jonrones, 47 dobles, 40 robos, 127 boletos, 118 anotadas y 105 remolques.

Uno de los más subestimados de las últimas tres o cuatro décadas (apenas dos veces fue llamado a Juego de Estrellas, una vez ganó el Guante de Oro y una vez el Bate de Plata), Abreu promedió 19 jonrones, 38 dobles, 27 robos y 99 base por bolas por cada 162 partidos en su carrera.

Desde 1980, «El Comedulces» es #18 de Grandes Ligas en porcentaje de boletos recibidos por apariciones al plato entre los jugadores que tuvieron al menos cinco mil apariciones. Su total de bases alcanzadas por hits, boletos y pelotazos (3,949) es el #49 de la historia.

En el 2022, Abreu logró 34 votos (8,6%), apenas lo necesario para mantenerse en la boleta para un cuarto año.

2- Andruw Jones: El curazoleño tuvo una exquisita combinación de defensa y poder A plus.

Jones ganó 10 Guantes de Oro en el jardín central, bateó 434 jonrones y acumuló 67 WAR (versión Fangraphs) en una carrera de 17 años, 12 con los Atlanta Braves. Defensivamente, Jones tiene mayor WAR (24.4) que Willie Mays (18.2), y es el #22 de todos los tiempos, según Baseball-Reference.

Entre todos los jugadores que ganaron al menos 10 Guantes de Oro, solamente Mays, Ken Griffey Jr. y Mike Schmidt sacaron más pelotas del parque que Jones. Todos ellos son miembros del Salón de la Fama.

Jones bateó .254, pero superó los 20 jonrones en 10 ocasiones, empujó 100 o más cinco veces, anotó 100 o más cuatro veces y se robó 20 o más bases en cuatro temporadas. En total, pegó 853 extrabases, robó 152 bases y tuvo más de 1,200 anotadas y 1,200 impulsadas, con un OPS de .823.

El año pasado, su quinto como elegible, recibió el mayor apoyo del jurado de la BBWAA, con un 41,4%.

3- Scott Rolen: Rolen promedió 25 jonrones y 102 carreras impulsadas por cada 162 partidos y ganó ocho Guantes de Oro en 17 temporadas en las Grandes Ligas. Fue Novato del Año en 1997 y consistentemente un gran contribuidor en ambos lados del juego.

Bateó .281 con 316 cuadrangulares y sus 70.2 WAR superan el 68.4 promedio que han tenido todos los 3B que están en el Salón de la Fama.

Aparece en la boleta por sexta ocasión, tras liderar a los retornantes con un 63,2% en el 2022.

4- Billy Wagner: Cuando se compara a los mejores relevistas de la historia, incluyendo los que ya fueron instalados en Cooperstown, Wagner luce como que merece un puesto en la mesa.

Un tipo de 5’10» que pesaba menos de 160 libras cuando fue firmado al profesionalismo, logró rescatar 422 juegos, con promedio de efectividad de 2.31 y 11.9 ponches por cada nueve entradas (1,196 K en 903.0 IL) durante una inspiradora carrera de 16 años en Grandes Ligas.

Wagner nunca permitió más de ocho jonrones en una temporada, limitó a la oposición a 6.0 hits por cada nueve entradas y abanicó a 1,196 de los 3,600 bateadores que enfrentó.

Wagner (853 apariciones y 903.0 innings) tuvo una carrera relativamente corta, pero fue extraordinariamente efectivo y de eso se trata el Salón de la Fama, de premiar a los mejores. Recibió un 51% de apoyo en su séptimo año en la boleta.

RESCATADOS (1)
5- Todd Helton: La gran cantidad de buenos candidatos que estuvieron varados en la boleta por una década, principalmente, afectó a Helton para conseguir más atención de los votantes.

En una carrera de 17 años con los Colorado Rockies, el inicialista bateó .316 con 369 jonrones, 1,406 carreras impulsadas y un impresionante OPS de .953. Jugar toda la vida en el aire ligero de Denver es el mayor argumento contra Helton, pese a que bateó .287 con superbo OPS de .855 en 4,612 apariciones en la ruta.

Además, Helton fue más que un simple aprovechado del Coors Field. Su OBP de .414 de por vida es producto de una extraordinaria disciplina. Entre los jugadores con más de nueve mil apariciones en los últimos 75 años, Helton (1,335 boletos y 1,175 ponches) es uno de 33 con más base por bolas que ponches.

Un cinco veces Todos Estrellas con cuatro Bates de Plata y tres Guantes de Oro, Helton fue aprobado por el 52% del jurado de la BBWAA en el 2022, su cuarto año en la papeleta de los escritores.

NUEVOS ELEGIBLES (1)
6- Carlos Beltrán: El jardinero puertorriqueño fue uno de los peloteros más completos de las Grandes Ligas durante 20 temporadas con siete equipos, principalmente Kansas City Royals y New York Mets.

Un bateador ambidiestro, Beltrán conectó 2,725 hits, incluyendo 565 dobles y 435 jonrones, anotó 1,582 y empujó 1,587. Pero también fue un súper eficiente jardinero central que ganó tres Guantes de Oro y un excelente corredor que se estafó 312 bases.

Solamente Barry Bonds, Willie Mays, Alex Rodríguez, Andre Dawson y Beltrán batearon más de 400 jonrones y robaron más de 300 bases. En los lideratos históricos, Beltrán, quien acumuló más de 70 WAR, es número 34 en bases totales (4,751) y 25 en extrabases (1,078).

Un punto en contra de Beltrán es su alegado protagonismo en el esquema de robo de señales que diseñaron los bateadores de los Houston Astros en el 2017, cuando conquistaron la Serie Mundial. Pero en el 2017, Beltrán apenas jugó en 129 de sus 2,586 encuentros de Grandes Ligas.

Al menos para mí (no puedo hablar por ningún otro votante ni por otra persona) ese es un argumento negativo con poco peso para dejar a Beltrán fuera de la boleta.

Eso es todo. Esa es mi boleta del 2023.

Enrique Rojas / ESPN.com






Pin It

Archivo

Entradas Populares