Tiempo de Aprender 03-10-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 3 octubre, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

El Factor “X” de cada equipo en la post-temporada – II

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Ayer hablamos acerca de los equipos en post-temporada y el que, a nuestro humilde entender, podría ser el “factor X” para el éxito de los mismos en estos playoffs. Primero hablamos de los clubes disputando los juegos de wildcard, hoy cerramos con el resto.

Medias Rojas de Boston: Chris Sale y el puente hasta Craig Kimbrel

Los Medias Rojas deben ser el primer equipo en mucho tiempo que gana 108 juegos en la temporada regular y que genera tanta aprehensión a ser dado como el favorito incuestionable para ganarlo todo. A nuestro entender hay una razón fundamental para esto y se llama Chris Sale. El estelar zurdo iba en ruta a lo que parecía un seguro premio Cy Young hasta que a finales de julio aparecieron molestias en el hombro. A partir del 27 de julio Sale tiró en solo 17 entradas y en cuatro de sus cinco aperturas desde esa fecha completó cinco entradas una sola vez. Más aun, en la última de ellas ante los Orioles la bola rápida de Sale promedió 90.2 millas por hora. En su apertura del 12 de agosto ante los mismos Orioles la velocidad estaba en 98.1 millas por hora. La realidad es simple, la rotación de los Medias Rojas no tiene detrás de Sale el tipo de lanzador que uno pueda confiar que dominará en algunos partidos – casos de Houston y Cleveland – una vez el as nominal de la rotación tire su partido. Y dado que el bullpen de los Medias Rojas no es tampoco la cosa más dominante del mundo antes de llegar a Craig Kimbrel, entonces es imperativo para la tropa de Alex Cora contar con un Chris Sale parecido al de la primera mitad y conseguir que el puente hasta Kimbrel pueda hacer el trabajo.

Indios de Cleveland: Cómo minimizar la dependencia del bullpen

El bullpen y su desempeño es un factor recurrente en estos comentarios, pero en el caso de la tribu la cuestión es más grave todavía. Los Indios ocuparon el vigesimoséptimo lugar en las mayores en fWAR netas recibidas de su bullpen con apenas 0.4. Lo que eso quiere decir es que el desempeño del mismo apenas rebasó el nivel reemplazo. Andrew Miller regresó pero en realidad no sabemos qué podrá obtener de él Terry Francona, y ciertamente no es el arma letal de hace dos años. La clave en este caso será reducir la dependencia del relevo, confiando en el trabajo de una sólida y profunda rotación, o quizás improvisar soluciones a partir de dicha profundidad usando a Trevor Bauer o Shane Bieber en el bullpen. Lo cierto es que, a diferencia de las dos temporadas anteriores, el bullpen de los Indios no parece ser del tipo que los pueda acarrear en octubre.

Astros de Houston: Que regresen los verdaderos Carlos Correa, Jose Altuve y George Springer

El año pasado los Astros ganaron la Serie Mundial gracias a una gran ofensiva que bajo la óptica de varias métricas de última generación, fue una de las mejores y más eficientes en mucho tiempo. La ofensiva y un buen, aunque no espectacular pitcheo. Este año los papeles se han revertido, el pitcheo de los Astros, no importa en la forma en que lo presentemos, ha sido el mejor de la temporada. La tropa de A.J. Hinch consiguió 30.7 fWAR netas de su staff de lanzadores, lideres absolutos en grandes ligas. Sus abridores fueron segundos en WAR y el bullpen, criticado por un tiempo, fue tercero. Si bien la ofensiva no es una banda de pordioseros – Los consiguieron un Average Uniforme (TAv) de .274, sexto mejor de las mayores – lo que podría separar al club de al menos un segundo pennant consecutivo, es la ofensiva. Y en este caso, la ofensiva aportada de tres de sus mejores cuatro jugadores: Altuve, Correa y Springer. Por ejemplo, Altuve perdió 23 puntos de TAv con relación al 2017, de .322 a .299. Correa 59, de .320 a .261 y finalmente Springer ha sido el que menos con 14, .297 a .283. Todos han batallado con lesiones en la temporada, Altuve bateó apenas .276 en la segunda mitad con slugging de .395 mientras Correa cayó a .180/.261/.256 con apenas dos jonrones en la segunda mitad.






Pin It

Archivo

Entradas Populares