Tiempo de Aprender 04-02-2019

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 4 febrero, 2019

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Ranking Posicional MLB 2019 – Jardín Izquierdo
La del 2018 fue la tercera temporada consecutiva en la que se experimentó un modesto incremento en
la producción ofensiva de los jardineros izquierdos en el béisbol de grandes ligas. Después de caer a un
Average Equivalente (EqA) colectivo de .264 en el 2016 – ubicándose como la posición ofensiva menos
productiva a excepción de las paradas cortas y la receptoría de acuerdo a esta métrica normalizada –
dicho average aumentó a .269 en el 2017 – mejor que catchers, shortstops, intermedistas, designados y
centerfielders – a .273 en el 2018, lo cual fue el segundo mejor empatado con la primera base y solo
detrás del .274 de los rightfielders.

Dicho esto, pese a ser una de las posiciones defensivas ubicadas en el extremo más a la derecha – y
menos importante – en el espectro defensivo, la producción ofensiva del leftfield como posición uno
tiene la percepción que no se ajusta a lo que uno espera. Tres jugadores jóvenes fueron en gran parte
responsables de la mejoría ofensiva general de la posición y, porque no, la contribución de otros
jugadores multiposicionales e incluso bateadores designados que fungían como jardineros a medio
tiempo siendo los casos de J.D. Martínez y Giancarlo Stanton. Pero, el mundo de los leftfielders está
lejos de ser perfecto. Como dijimos el año pasado, el que espera encontrar a Barry Bonds, Manny
Ramírez, Willie Stargell Carl Yastrzemski, Billy Williams o algo parecido en esta época se va a llevar
tremenda decepción.

Pero, la verdad es que no fue un mal año para los leftfielders y, como veremos más adelante, hay unos
cuantos jugadores jóvenes con potencial de súper-estrellas en la posición. Fuera de los mejores diez, sin
ningún orden particular, mencionamos a los veteranos Brett Gardner de los Yankees y Alex Gordon de
Kansas City. Gardner, quien nunca ha sido un bateador de altos averages, aún conserva utilidad a sus 35
años y tuvo una temporada de unas dos victorias y media en valor porque todavía puede jugar buena
defensa, correr y tomar bases por bolas. Gordon tuvo una tercera temporada pobre consecutiva y a los
35 años es apenas una sombra del jugador ofensivo que fue en sus mejores años. Ryan Braun de
Milwaukee pegó 20 jonrones y remolcó 64 pero fue la temporada menos productiva de su carrera. Es
otro que jugará con 35 años en el 2019 y que está de salida. El cubano Yoenis Céspedes de los Mets
mientras jugó, que fue muy poco, enseñó que puede batear para poder con 9 jonrones y slugging de
.496 en 38 juegos. Lo que no sabemos es qué esperar de él luego de cirugías en ambos talones que lo
mantendrá fuera al menos la mitad del 2019. Un veterano que sí pudo producir fue Matt Kemp – ahora
de Cincinnati – quien bateó .290/.338/.481 con 21 jonrones y 85 empujadas en un breve regreso a los
Dodgers, asistiendo a su primer juego de estrellas desde el 2012. Kemp jugará con 34 años y pudiera
beneficiar sus números ofensivos superficiales jugando en el Great American Ballpark. Corey Dickerson
de Pittsburgh tuvo EqA de .285 y bateó .300 ganando un guante de oro en su primera temporada con los
Piratas. Rhys Hoskins de Filedelfia, en su última temporada en la posición, pegó 34 jonrones con 96
remolcadas y recibió 87 bases por bolas consiguiendo un EqA de .297 y unas 3 WAR en aporte, que no
fueron más por su terrible defensa que culminó con su traslado definitivo a primera base. Kyle
Schwarber de los Cubs conectó 26 jonrones y recibió 78 boletos, con una mejoría en su defensa gracias a
mejor preparación física. Joey Gallo de Texas es un pony de un solo truco – jonrones – y por segunda
temporada consecutiva llegó al menos a 40, pero no puede siquiera batear .210 y se ponchó 207 veces.
En el grupo de los diez mejores en orden ascendente compartimos el décimo lugar entre Michael
Conforto de los Mets y Joc Pederson de los Dodgers. Conforto cayó en su producción luego de su estelar
2017, pero bateó .243/.350/.448 con 28 jonrones, 84 bases por bolas y EqA de .292. Pederson, al igual
que Conforto, jugó su cuarta temporada completa el año pasado y es la tercera en la que conecta al
menos 25 jonrones. Pederson bajó su proporción de ponches por debajo del 20% por primera vez en su

carrera y tuvo línea ofensiva de .248/.321/.522, 55 extrabases y EqA de .288. Pederson es nulo frente a
pitcheo zurdo pero es una pieza útil en el sistema de platoon de los Dodgers. David Peralta de Arizona es
noveno y bateó .293/.352/.516 con 30 jonrones, 87 empujadas, EqA de .293 y 3.8 WAR. El boricua Eddie Rosario es un hombre con bastante poder de extrabase – 31 dobles, 24 jonrones y slugging de .479 – y tiene línea ofensiva de .284/.319/.476 las últimas tres temporadas con 6.4 WAR aportadas. Rosario no se embasa mucho pero es un defensor razonable y uno al menos sabe qué esperar de él, además que
tiene 27 años. Tommy Pham de Tampa Bay tuvo un EqA de .298 el año pasado, cosa que pasó bastante
desapercibida fruto de sus diferencias con la gerencia de San Luis que al final lo mandaron a los Rays, en
donde estuvo espectacular bateando .343/.448/.622 en 39 juegos. Michael Brantley tuvo su primera
temporada saludable en tres años y volvió a ser el jugador productivo de sus mejores años con 3.6 WAR,
.287 de EqA y .309 de promedio con 36 dobles, 17 jonrones y 76 producidas. Marcell Ozuna fue el
primero de esta lista el año pasado y, aunque su temporada de debut con los Cardenales no fue la mejor
de todas, una segunda mitad de .299/.351/.506 lo dejó con números decentes. Solo Justin Upton – 11.3
– ha conseguido más WAR que las 11.2 de Ozuna en la posición los últimos tres años. En el cuarto
puesto uno de los tres jóvenes que relanzarán el leftfield en el futuro y es Juan Soto de Washington. El
criollo tuvo un EqA de .317 y 3.7 WAR en 116 partidos jugando con 19 años de edad. Tercero en la lista
es el veterano Justin Upton de Anaheim quien viene de una tercera temporada consecutiva con 30 o
más jonrones y a quien ponemos aquí más que nada por su consistencia. El segundo de los jóvenes es
Andrew Benintendi de Boston, un jugador con casi ninguna debilidad en su juego. El muchacho de 24
años bateó .290 con 41 dobles, 16 jonrones, 87 empujadas, 21 robos, 103 anotadas y 71 bases por bolas.

El número uno de nuestra lista, admitiendo nuestro entusiasmo quizás desmedido por los jóvenes en
esta posición, es Ronald Acuña de los Bravos. El novato del año de la LIga Nacional tuvo EqA de .311,
unas 4 victorias en valor y línea ofensiva de .293/.366/.552. Acuña es un potencial jugador de cinco
herramientas y una de las futuras súper-estrellas del juego.




Archivo

Entradas Populares