Tiempo de Aprender 05-02-2019

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 5 febrero, 2019

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Ranking Posicional MLB 2019 – Rightfielders
El jardín derecho es una posición que en la actualidad se caracteriza por tener un interesante
desequilibrio. En el tope de la lista encontramos varias súper-estrellas y ganadores o contendores
recientes al Jugador Más Valioso, pero en la mitad baja y parte posterior de la lista hay una serie de
buenos jugadores pero que están a distancia en talento y producción de los jugadores en la elite.

Fuera de los mejores diez hay varios jugadores productivos que, podemos separar de acuerdo al lugar en
que se encuentran en sus respectivas carreras. Por ejemplo, Randal Grichuck de Toronto, Scott Schebler
de Cincinnati y Hunter Renfroe de San Diego se ajustan al perfil de bateadores de poder típicos de las
esquinas del outfield, pero en el caso de ellos – que por cierto son perfectamente contemporáneos cada
uno con 26 o 27 años de edad – no son bateadores de average y su control de la zona de strike tampoco
es el mejor. Tienen el poder, pero no las suficientes bases por bolas para compensar la carencia de
contacto. El alemán Max Kepler de Minnesota es un jugador parecido, pero con menos poder de jonrón
y superior habilidad para embasarse que los otros. Hay un chance de que alguno de estos jugadores se
encuentre con una temporada de cuatro victorias en valor en cualquier momento. Domingo Santana en
el 2017 tuvo una temporada de 30 jonrones, 85 empujadas, más de 70 bases por bolas y 15 robos de
base, pero llegó a los entrenamientos sin trabajo seguro con los Cerveceros luego de la adquisición de
Christian Yelich y, se pasó el año entre triple-A y las mayores. Un cambio de escenario para él en su
nuevo equipo de Seattle pudiera devolverlo al décimo lugar que ocupó en esta lista el año pasado.

Otros dos jardineros derechos con características similares son los dominicanos Gregory Polanco de
Pittsburgh y Nomar Mazara de Texas. ¿Cuáles son esas características? Pues digamos que la podemos
resumir en una sola expresión: estancados en neutro. Polanco implantó marca personal en jonrones con
23, bases por bolas con 61 y slugging con .499, pero su defensa desmejoró, su average de bateo sigue
varado en los .250 y Gregory, que en su momento se pensó como un jugador de al menos cuatro
herramientas, fue el mismo pelotero a los 26 años que lo que era a los 23 y eso no es bueno. Igual pasa
con Mazara, que ha conectado 20 jonrones en cada una de sus tres temporadas en las mayores, pero
más que consistencia eso podría verse como falta de avance. Tomando en cuenta su benévolo parque
en Texas, Mazara ha sido un jugador ofensivo apenas average o incluso ligeramente por debajo de
acuerdo a varias métricas ofensivas ajustadas. Mazara a los 23 fue el mismo pelotero que a los 21.

Los veteranos Carlos González todavía agente libre, Josh Reddick de Houston y Nick Markakis de Atlanta también están fuera de los mejores diez. De ellos, Markakis fue bien productivo el año pasado con línea de .297/.366/.440 con 43 dobles, 14 jonrones, 93 empujadas, 72 boletos y 2.6 WAR en su temporada edad 34 años.

Vamos ahora con los mejores diez en orden ascendente. En el décimo puesto tenemos al cubano Yasiel
Puig de los Rojos de Cincinnati. Si bien Puig nunca ha vuelto a ser el pelotero de sus dos primeras
temporadas con los Dodgers, la realidad es que ha sido un jugador bastante productivo por las últimas
dos campañas. La métrica ofensiva Carreras Creadas Merecidas Ajustadas (DRC+) de Baseball
Prospectus, considera a Puig haber estado 18 por ciento por encima del [promedio ofensivamente en el
2017 y 21 por ciento el año pasado. El cambio del Dodger Stadium al Great American Ballpark
seguramente tendrá un efecto positivo en sus números superficiales y Puig ha jugado una defensa de
alto calibre las ultimas dos temporadas. En el noveno lugar tenemos a Nicholas Castellanos de Detroit,
quien perfectamente pudiera intercambiar lugares con Puig o cualquiera de entre el grupo del sexto al
décimo. Castellanos es un buen bateador que el año pasado tuvo línea de .298/.354/.500 con 46 dobles,
cinco triples, 23 jonrones, 89 empujadas y Average Equivalente (EqA) de .292; penosamente lo que hace con las manos lo destruye con los pies pues es uno de los peores rightfielders defensivos de la actualidad costándole a los Tigres unas 20 carreras (casi dos victorias) con su defensa.

Castellanos es una
versión china de J.D. Martínez en ese sentido. Brandon Nimmo de los Mets es el próximo de la lista. El
antiguo prospecto número uno de la organización tuvo un OBP de .404 el año pasado completando su
línea ofensiva con promedio de .263 y slugging de .483 incluyendo 28 dobles, ocho triples, 17 jonrones y
80 bases por bolas recibidas. Su OBP está un poquito inflado por 22 pelotazos recibidos – cifra tope en la
liga – pero el jugador de 26 años tiene talento de estrella. Stephen Piscotty de los Atléticos tuvo un
debut exitoso con el equipo de su ciudad natal bateando .267/.331/.491 con 41 dobles, 27 jonrones y 88
remolcadas con EqA de .287 y 3 WAR aportadas. El veterano Andrew McCutchen, ahora con los Phillies,
ha tenido calladamente dos buenas temporadas consecutivas. No a sus niveles de súper-estrella de
antes, pero productivas. En el 2018 bateó .255 pero con excelente OBP de .368 y slugging de .424 que
en realidad se afecta por su tiempo en San Francisco en un parque difícil para batear. McCutchen tuvo
EqA de .286 y 2.7 WAR.

En el quinto lugar colocamos a Mitch Haniger de Seattle, quien viene de una magnifica campaña de
.285/.366/.493, 38 dobles, 26 jonrones y 93 empujadas, EqA de .305 y buena defensa. Haniger jugó el
2018 con 27 años, de modo que es probable que esté ya en medio de su pico de carrera. El cuarto es el
agente libre Bryce Harper. Una terrible primera mitad en su promedio de bateo (apenas .214) deslució lo
que en general fue una buena temporada para Harper que encabezó la liga en boletos con 130, pegó 34
jonrones e igual número de dobles, empujó 100, anotó 103 y se robó 13 bases. Lo que afea el año de
Harper es un promedio de bateo de .249 y un pésimo desempeño defensivo de acuerdo a las métricas
que afectó significativamente su número de WAR. Las lesiones y la inconsistencia son el factor principal
de que no sea el segundo o tercero en la lista. Christian Yelich de Milwaukee, reinante MVP de la liga es
el número tres, viniendo de una temporada redonda en la que subió un par de niveles a su juego en
general. Aaron Judge de los Yankees es el número dos. ¿Por qué Judge y no Yelich aquí? Judge es un
muy bien jugador defensivo que no tuvo una temporada del impacto del 2017 por la fractura que tuvo
en la muñeca y lo obligó a perder cincuenta partidos. Pese a ello, Judge contribuyó más de 5 WAR a los
Yankees.

Finalmente, el primero de esta lista es obviamente el gran Mookie Betts de Boston, Jugador Más Valioso
de la Liga Americana, quien viene de una histórica campaña de más de 10 WAR y que se disputa con
Mike Trout la distinción de mejor jugador del béisbol de la actualidad.




Archivo

Entradas Populares