Tiempo de Aprender 06-12-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 6 diciembre, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Los candidatos a Cooperstown del Comité de Veteranos 2019 – V

 Orel Hershiser

Orel Hershiser es uno de los diez candidatos en la boleta del “Comité de la Era Actual” que este año tiene la responsabilidad de elegir los nuevos inmortales por vía del Comité de Veteranos al Salón de la Fama de Cooperstown. El antiguo as de los Dodgers de Los Ángeles apenas pudo permanecer dos años en la boleta de la Asociación de Escritores de Beisbol de América, debutando con el 11.2% de los votos en el 2006 y saliendo de la misma al año siguiente con apenas el 4.4% del sufragio. Sus inicios en las Grandes Ligas y en el béisbol profesional no fueron precisamente los típicos de un inmortal. Firmado en una ronda 17 del Draft luego de una carrera amateur en la Universidad de Bowling Green, Hershiser tiró cuatro temporadas completas en liga menor, repitiendo dos veces Doble-A y Triple-A, hasta finalmente debutar en grandes ligas casi con 25 años de edad. Igualmente, en esos años en las menores apenas inició 28 de los casi doscientos partidos en que participó, señal de que el alto mando de los Esquivadores no le veía precisamente como el próximo Don Sutton, Bob Welch o Rick Sutcliffe. Tras su debut en las mayores en septiembre de 1983 los Dodgers lo enviaron a la Liga Dominicana a lanzar con los Tigres del Licey con el objetivo único de que fuera abridor a tiempo completo y, ver si en algún momento podría ser iniciador en las mayores. Su dominio absoluto de la liga invernal con los felinos al menos le abrió las puertas para hacer el equipo grande en el spring training mas no garantizarle un lugar en la rotación. De sus primeras 25 apariciones en 1984 apenas dos fueron como abridor y, a mediados de junio su PCL estaba en 5.44. Luego de tres apariciones consecutivas sin permitir carreras desde el bullpen, el manager Tom LaSorda le dio la oportunidad de abrir ante los punteros Cubs de Chicago el 29 de junio y Hershiser tiró partido completo. Su paso a la rotación fue un rotundo éxito y en la segunda mitad de la temporada su record de 7-5, 2.13 en 16 aperturas lo consolidaron como uno de los mejores abridores de la liga en ese periodo. Aquí se inicia un periodo de éxito para Hershiser en el que construye un pico de carrera bastante similar al de un salón de la fama. Entre 1984 y 1989 – unas seis temporadas – su record fue de 98-64, 2.68 de PCL, 58 juegos completos, 23 blanqueadas y 33.1 bWAR acumuladas. En ese lapso Hershiser fue tercero en grandes ligas en juegos ganados, quinto en entradas lanzadas y segundo en efectividad detrás de Dwight Gooden así como en bWAR totales detrás de Roger Clemens.

En 1985 su record fue 19-3, 2.03 y 5.9 bWAR en el club campeón del oeste, en el ’86 cayó a 14-14, 3.85 pero rebotó a 16-16, 3.06 y 6.4 bWAR en el ’87 en un año caracterizado por alta ofensiva en el béisbol y con unos Dodgers que lo apoyaron muy poco. Y claro, en 1988 fue su obra cumbre con 23-8, 2.26, 7.2 bWAR, 15 juegos completos, ocho blanqueadas, el record de 59 entradas consecutivas sin permitir carreras, sus actos heroicos en los playoffs y un premio Cy Young ganado de forma unánime. Aunque en el ’89 volvió a caer a un record de ganados y perdidos justo en .500 (15-15, 2.31) se puede argumentar que su desempeño fue tan bueno como en el ’88 a juzgar por sus 7 bWAR obtenidas. Simplemente, los Dodgers eran un muy pobre equipo y su record se afectó por ello. La carga de trabajo acumulada en esos años hicieron efecto y “El Bulldog” fue mordido por una lesión mayor en el hombro que lo sacó de juego por más de un año. Sin ser ya el mismo lanzador, Hershiser se embarcó en una efectiva segunda mitad de carrera, incluso repitiendo su magia en la post-temporada lanzando para los Indios de Cleveland siendo electo el Jugador Más Valioso en la Serie de Campeonato de la Liga Americana en 1995. Con el uniforme de la Tribu Hershiser tuvo records de 16-6, 3.87, 3.6 bWAR y PCL ajustado (ERA+) de 121, o sea 21% mejor que el del lanzador promedio. 15-9, 4.24 en 1996 con PCL ajustado de 115 y 14-6, 4.47 en 1997 con PCL ajustado de 105.

Hershiser se retiró con marca de 204-150, 3.48 de PCL, 25 blanqueadas y 2,014 ponches. La realidad es que aunque su nombre es bien sonoro y recordado, e incuestionablemente fue uno de los mejores lanzadores del béisbol en un momento, Hershiser se queda bastante corto de Cooperstown en términos de logros. El abridor promedio en Cooperstown promedia 73.4 bWAR de carrera, 50.1 en sus siete temporadas pico y un score general en el sistema JAWS de Jay Jaffe de 61.8. Orel Hershiser consiguió 56.3 bWAR en su carrera, 40.1 en sus siete temporadas pico y un score de 48.2 en el sistema JAWS. Su carrera es comparable en calidad a las de Jack Morris y Jim Catfish Hunter que sí están en Cooperstown pero ese realmente no es motivo suficiente para justificar su inducción. Es realmente poco probable que pueda lograr ser electo.






Pin It

Archivo

Entradas Populares