Tiempo de Aprender 13-07-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 13 julio, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

 Lo Mejor de Junio 2018 – I

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Aunque el mes de julio está arribando casi a la mitad, recuerden que teníamos pendiente examinar las mejores y peores actuaciones del pasado junio, de modo que desde hoy empezaremos a cerrar esas cuentas pendientes.  Como siempre, el criterio de evaluación son las victorias sobre jugador nivel reemplazo (WAR) versión de Fangraphs y hoy hablaremos de los jugadores de ofensiva más destacados de los días de junio.

Y el líder en WAR aportadas del pasado mes fue el primera base de los Arizona Diamondbacks, Paul Goldschmidt con 2.1 WAR.  Recordarán ustedes que Goldschmidt estuvo irreconocible los primeros dos meses de campaña, sobre todo después de un pútrido mayo en donde bateó apenas .144 con tres jonrones y diez remolcadas con un OPS de .531.  Al pasar la hoja a junio la historia fue totalmente diferente.  El ahora seis veces todos estrellas tuvo triple línea de porcentajes de .364/.460/.738 con diez jonrones, 19 extrabases totales, 25 anotadas y 23 carreras remolcadas.  Entre los días del cinco al diez Goldschmidt bateó 15 hits en 22 turnos con seis dobles, cuatro jonrones y nueve producidas.  Los cuatro vuelacercas vinieron en partidos consecutivos de dos jonrones ante Colorado los días ocho y nueve.  Goldschmidt superó por un punto a Albert Almora de los Cubs con el average más alto en grandes ligas en el periodo y terminó detrás de Joc Pederson de los Dodgers en Carreras Creadas Ajustadas (wRC+) con 216, queriendo esto decir que fue un 116 por ciento mejor que el bateador promedio de las grandes ligas.  Con el barraje de junio, que Goldschmidt incluso ha acrecentado en julio, sus números generales de la actual temporada ya se asemejan a lo que son sus estándares.  El jugador de 30 años batea ahora .282/.389/.545 con 21 jonrones, 52 remolcadas aunque su proporción de ponches es la más alta en su carrera en el 26.4% de sus apariciones al plato.

Luego de Goldschmidt con 1.9 fWAR encontramos al de siempre, Mike Trout de los Angelinos que bateó .352 – su mejor mes hasta ahora en average de bateo – con OBP de .496 y slugging de .593 agregando seis jonrones y trece carreras remolcadas.  Pese a esos impresionantes números, ya se vislumbraba un leve descenso en la producción del mejor pelotero de las mayores, fruto de una lesión en el dedo índice de una mano que decididamente le ha afectado, especialmente en los números de poder.  Luego de conectar 15 y 19 extrabases en los dos primeros meses de campaña respectivamente, en junio el total bajó a nueve y ya sabemos que en el mes que transcurre Trout apenas ha podido conectar un cuadrangular.  En términos de desempeño en el terreno su temporada sigue siendo la mejor y más productiva del béisbol pero, dado que la lesión ha provocado que sus números desciendan a un nivel similar al de otros jugadores y, como ya es costumbre los Serafines han encontrado la forma de salirse de competencia, preparémonos para otro debate de si Trout “merece” ser MVP o no, o simplemente salirse de la competencia por el premio si la lesión del dedo no mejora.

Justo detrás de Trout con 1.8 fWAR y a treinta millas de distancia tomando el freeway I-5, estuvo una de las grandes sorpresas de la temporada, Max Muncy de los Dodgers de Los Angeles.  El infielder bateó .289/.465/.711 con diez jonrones, 16 remolcadas y 25 bases por bolas recibidas.  Muncy empató con otros tres jugadores en el mayor total de jonrones del mes en el viejo circuito, llegó tercero en wRC+ con 113% mejor que la media de la liga en tanto que su OBP solo fue superado en la Nacional por el de Joey Votto.  Muncy se ha convertido en otra historia de éxito de la oficina central de los Dodgers, que ha hecho un habito encontrar jugadores no precisamente valorados por otros equipos y que de repente llegan a Chávez Ravine y transforman su juego.  El año pasado fue Chris Taylor, antes que él Enrique Hernández y esta vez es Muncy, a quien los Dodgers firmaron como agente libre en la primavera del 2017 después que los Atléticos de Oakland le dieran reléase en Spring Training, y luego de pasar toda esa temporada en Oklahoma City sin ser subido a Grandes Ligas, Muncy fue llamado a mediados de abril este año y ahora resulta que entre él y Matt Kemp se disputan el título de mejor bateador de los campeones de la Liga Nacional.  Otro valor importante de Muncy es su versatilidad.  Aunque no podemos decir que es un buen jugador defensivo, Dave Roberts lo ha utilizado en primera, segunda y tercera base siendo su desempeño marginal average.  Cosas del béisbol.

Empatados luego con 1.7 fWAR están el tercera base de los Astros de Houston Alex Bregman y el jardinero puertorriqueño Eddie Rosario de los Mellizos de Minnesota.  Bregman no tuvo un primer mes de campaña muy destacado que digamos pero en mayo las cosas empezaron a cambiar y en junio dieron el salto definitivo con línea ofensiva de .306/.372/.713 con 11 jonrones – mayor total del mes en las mayores – nueve dobles, un triple, 24 anotadas y 30 carreras remolcadas.  Rosario por su lado bateó .330 con nueve jonrones, 18 extrabases totales y 19 producidas con OPS de 1.084.  El nativo de Guayama pegó 27 bambinazos el año pasado y va bien encaminado a su primer año de 30 o más.  Aunque la agresividad en el plato no le permite obtener un alto número de boletos, Rosario ha sido las últimas dos campañas un genuino bateador de poder y buenos promedios que quizás pasa un tanto desapercibido.

Entre las menciones honorificas de junio tenemos además a José Altuve de Houston con 1.6 fWAR, Shin-Soo Choo de Texas, David Peralta de Arizona y Matt Carpenter de San Luis con 1.5 y con 1.4 los criollos José Ramírez de Cleveland y Nelson Cruz de Seattle.






Pin It

Archivo

Entradas Populares