Tiempo de Aprender 14-12-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 14 diciembre, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter:
@CarlosJLugo

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

El Lanzador del Año en LIDOM, ¿Quién puede ser?

 Conociendo quienes son los posibles candidatos al Jugador Más Valioso en la Liga Dominicana, echemos un vistazo ahora a los lanzadores y el premio a Lanzador del Año. Como habíamos comentado anteriormente, tomar las estadísticas y los desempeños de los lanzadores y aceptarlos en su valor nominal no es la cosa más apropiada del mundo en una liga como la nuestra, que tradicionalmente ha tenido un contexto ofensivo bajo, y más aún la de este año en donde la producción de carreras ha sido una de las más reducidas de la historia.

Entre los relevistas, hemos tenido varias actuaciones destacadas. Obviando por un momento a los cerradores, Cesar Valdez de los Tigres del Licey ha tirado 26 entradas y dos tercios en 14 apariciones desde el bullpen con un promedio de carreras limpias de 1.35 y tres victorias sin derrotas. En esas entradas Valdez ha abanicado 28 bateadores, con solo tres bases por bolas concedidas una de ellas intencional y un WHIP minúsculo de 0.79. Valdez ha sido una pieza muy valiosa y efectiva para su manager Robby Hammock en el rol de relevista puente o especie de abridor en tándem con otros, si bien últimamente el patrón de uso de Valdez se ha limitado a apariciones de no más de dos entradas cuando ha tenido que entrar en situaciones de corredores en base. Su compañero de equipo Leuris Gómez ha sido el otro lanzador que los Tigres han utilizado en un rol similar, apareciendo en doce partidos, tirando 23 entradas y dos tercios con un PCL de 2.66 y relación de 25 ponches y seis bases por bolas. Gómez tiene marca de 2-1.

Otros hombres de bullpen destacados con un buen número de entradas han sido Jhan Mariñez y Michael Dimock de los Toros, Rafael De Paula del Escogido, Máximo Nelson de los Gigantes, Marlon Arias y Román Méndez de las Estrellas. Jairo Asencio del Licey y Ramón Emilio Ramírez de los Gigantes batallan el liderato de salvamentos con 13 y 12 respectivamente, el primero mejorando significativamente su desempeño en las últimas semanas, pero no al punto ninguno de ellos de ser considerados para el premio.

Vamos ahora a los abridores, donde por supuesto está la mayor parte de la acción. En los criterios tradicionales el abridor del Escogido Josh Lowey luce bien encaminado con record de ganados y perdidos de seis victorias y dos derrotas y un PCL de 2.12. El derecho está líder en victorias, tercero en efectividad y quinto en ponches propinados. Entre lanzadores que califican para el liderato en promedio de carreras limpias, Lowey es el único que aparece entre los cinco mejores en las tres patas de la Triple Corona de pitcheo. Han sido 51 entradas sumamente efectivas para el abridor escarlata agregando relación de 44 ponches y 19 bases por bolas en su carga de trabajo con un WHIP de 1.09.

Pero la rotación de los melenudos ha sido quizás su punto más fuerte de la temporada, incluyendo otros dos excelentes abridores a considerar para el premio y son ellos los zurdos Tyler Alexander y Enny Romero. Alexander tiene registro perdedor de 1-3, lo que no le hará muchos favores a la hora de recibir votos, pero su PCL de 2.74, WHIP de 0.87 y relación de 47 ponches y nueve bases por bolas en 49 entradas y un tercio retratan lo efectivo que ha sido desde el montículo. Romero se encamina a obtener el título de efectividad con 1.09 y una marca de dos victorias sin derrotas y ha tirado casi 50 entradas – 49 y dos tercios específicamente –  dominantes con solo 28 hits permitidos, 49 ponches, 14 boletos y WHIP de 0.85. En ponches Romero está segundo y solo en dos de sus nueve aperturas de la temporada ha permitido más de una carrera, dos en cuatro entradas y un tercio el 10 de noviembre contra las Estrellas y dos en seis entradas y un tercio otra vez ante los paquidermos el pasado día seis de este mes. Independientemente de las solo dos victorias, si fuéramos a juzgar por la misión esencial de un lanzador que es prevenir carreras al contrario, pues nos parece que Romero merece bastante consideración.

Raúl Valdés tiene el liderato de ponches con 50, está entre los más ganadores de la liga con tres – si bien con cuatro perdidos – es el lanzador más trabajador de la liga con 58 entradas lanzadas y su efectividad es de 3.41. Dicho esto, el PCL colectivo de la liga completa es 3.11, lo que quiere decir que en este aspecto Valdés ha tenido un desempeño por debajo de la media de la liga, lo que podríamos interpretar como que el zurdo, dentro de sus estándares, no ha tenido una gran campaña.

Nestor Cortes de las Estrellas y Tommy Milone del Licey habrían sido nombres interesantes en la conversación de no haberse marchado luego de la primera mitad de la serie regular y claro, si mantenían sus altos niveles de desempeño. Cortes tuvo marca de 2-0, 1.71 en ocho aperturas lanzando 42 entradas de 26 hits, 10 bases por bolas y 45 ponches mientras Milone, como es de todos sabido, no permitió carreras limpias en seis partidos tirando 34 entradas y un tercio en las que concedió 21 hits y tres vueltas inmerecidas acompañadas de una impresionante relación de 32 ponches y solo dos bases por bolas otorgadas.

¿Quién debe ganar el premio? En una próxima entrega analizaremos los casos desde la óptica de estadísticas de última generación a ver a que posible conclusión llegamos.






Pin It

Archivo

Entradas Populares