Tiempo de Aprender 16-08-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 16 agosto, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

Lo peor de Julio 2018 – I

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Hoy en la sección hablaremos de los jugadores de posición de peor desempeño en el pasado mes de julio en el béisbol de las grandes ligas, basándonos en las Victorias Sobre un Jugador Nivel Reemplazo (WAR) en la versión de Fangraphs para nuestro ranking.  Con un mínimo de 50 apariciones al plato los jugadores de posición menos productivos el mes pasado fueron el infielder de Toronto Yangervis Solarte y el primera base de San Diego Eric Hosmer, ambos con -1.0 fWAR.

Solarte agudizó su declive en producción el mes anterior bateando apenas .151/.184/.247 con un par de jonrones, apenas cinco anotadas y ocho remolcadas. Los Blue Jays adquirieron a Solarte en la temporada muerta apostando a su versatilidad en el cuadro interior y tambien como un seguro de vida ante los continuos problemas de lesiones de sus infielders regulares. Bueno, en una temporada perdida para Josh Donaldson el venezolano ha terminado siendo el tercera base de todos los días. En abril Solarte bateó .250 pero con siete jonrones, slugging de .500, buena paciencia en el plato y varios batazos oportunos. En mayo los boletos y los extrabases disminuyeron y aunque el promedio de bateo mejoró, este tuvo cien puntos menos de OPS que en el primer mes con .739. La tendencia siguió en junio con .719 hasta culminar en el desastre de julio con .431 de OPS. Su defensa en todas las posiciones que ha jugado es estimada como negativa según las métricas y al final de la historia lo que los Azulejos han tenido es un puñado de jonrones pero a un alto costo en outs y bajo average defensivamente. La decisión se torna interesante en la temporada muerta para el alto mando canadiense, pues Solarte es elegible al arbitraje pero el club tiene una opción de $5.5 millones de dólares para retenerlo, un aumento de un millón y medio con relación a su salario de este año.

Uno que no tiene que preocuparse mucho porque el equipo ejerza alguna opción es Hosmer quien, en el primer año de un contrato a ocho temporadas y que le pagará $20 millones en el 2018, igualmente ha tenido un desempeño más cercano al nivel reemplazo y ni siquiera al de un jugador de rol. En julio Hosmer bateó .186/.231/.245 con apenas tres dobles y un jonrón como extrabases, siete remolcadas y una relación de seis bases por bolas y 28 ponches recibidos en 108 apariciones al plato. El poder de jonrón de Hosmer – que siempre ha sido algo insuficiente para la posición – ha caído este año a niveles preocupantes, aun tomando en cuenta el factor parque. Su slugging está por debajo de .400 en este momento, algo que ya le ha ocurrido dos veces anteriormente en su carrera, y Hosmer no ha sido nunca tampoco una máquina de embasarse, pues sus porcentajes de boletos recibidos generalmente rondan entre el ocho y el diez por ciento de sus apariciones al plato. Sume usted a ello que las métricas nunca han coincidido con su reputación defensiva, y en el primer año de un mega-contrato A.J. Preller lo que ha obtenido es un pelotero cuyo valor oscila entre el de un último hombre de la banca a por debajo del nivel reemplazo.

Los próximos con -0.5 fWAR netas en julio fueron el jardinero de Texas Delino DeShields, el receptor de Anaheim y Houston Martín Maldonado y el veterano jardinero de Toronto Curtis Granderson.  DeShields bateó .096 en 60 apariciones al plato el pasado mes con solo un par de dobles como extrabases, cuatro anotadas, cuatro remolcadas y 18 ponches recibidos. Su OBP de .203 fue auxiliado por siete boletos recibidos pero la anemia de poder lo dejó con un slugging de .135. DeShields está en su cuarta temporada en las mayores y ha entrado en la costumbre de alternar una temporada decente con otra horrible. Su buena defensa y su aporte como corredor de bases le van a comprar oportunidades en el futuro, pero el jugador de 25 años necesita encontrar más consistencia con el bate si pretende jugar una década en grandes ligas como su padre. En cuanto a Maldonado ya sabemos que esperar de él. Es un jugador absolutamente unidimensional cuyo único valor es su defensa detrás del plato. Su bate es nulo y en julio lo comprobamos de nuevo cuando bateó .111/.169/.148 en 59 apariciones al plato. El boricua anoto y remolcó dos carreras y, aquel buen momento con el bate que tuvo en mayo donde bateó .333 con tres jonrones y slugging de .542 en un lapso de 21 partidos, está bastante lejos en el olvido.

Granderson se ha vuelto también un pony de un solo truco, en este caso jonrones y bases por bolas, pero muy poco average de bateo y defensa cada día más en deterioro. En julio el respetado veterano tuvo línea de porcentajes de .192/.268/.301 con cinco dobles, un solo jonrón y cinco remolcadas en 83 apariciones al plato. Aunque el manager John Gibbons lo ha sabido esconder muy bien de los zurdos – apenas ha tomado 26 turnos en contra de ellos – la producción contra derechos no es más allá que ligeramente sobre average en este momento de su carrera. Granderson tendrá 38 años en el 2019 y, considerando el respeto que suele comandar en los equipos que ha estado y sus condiciones de líder, no podemos descartar que alguien le haga una oferta para regresar el año próximo.

Por ultimo entre otros jugadores notables con bajo desempeño el pasado mes tenemos un amplio grupo con -0.4 fWAR, entre ellos Mitch Moreland de Boston, Jeimer Candelario de Detroit, Dustin Fowler de Oakland, José Reyes de los Mets, Adrián Beltré de Texas, Willy Adames de Tampa Bay, Sandy León de Boston, Kyle Tucker de los Astros entre otros.






Pin It

Archivo

Entradas Populares