Tiempo de Aprender 16-11-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 16 noviembre, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

El Premio MVP y las WAR – I

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Las selecciones de Christian Yelich y Mookie Betts como ganadores del premio a Jugador Más Valioso en sus respectivas ligas cierra el periodo de anuncios de galardones individuales de la temporada 2018, caracterizado por importantes brotes de quejas e indignación de fanáticos, primero por el anuncio de los llamados “finalistas” a cada premio y luego por algunas selecciones en sí. La victoria de Shohei Ohtani sobre Miguel Andújar en el Novato del Año tuvo muchas reacciones negativas, sobre todo localmente y de un buen grupo de jugadores de origen latino y dominicano, lo mismo aunque en menor medida ocurrió con el manager ganador de la Liga Americana Bob Melvin sobre Alex Cora. Y bueno, la madre de todas las controversias fue la de J.D. Martínez quien no terminó entre los tres jugadores más votados al MVP, pero que al final se quedó con un cuarto lugar general en las votaciones e incluso un voto de primer lugar que es mucho mejor de lo que pensábamos iba a suceder.

Afortunadamente – y merecidamente – Mookie Betts de los Medias Rojas de Boston fue galardonado como el Más Valioso del joven circuito superando cómodamente a Mike Trout y José Ramírez tras obtener 28 de los 30 votos de primer lugar. Decimos afortunadamente porque a partir del, para muchos controversial MVP a Mike Trout en el 2016 por encima de Betts, las reacciones negativas hacia todo lo que tenga que ver con elogios al brillante jardinero de los Angels son enormes. Especialmente por estos contornos.

¿Y cuál es el otro objeto de controversia? Pues las WAR, claro. La herramienta de análisis, casi universalmente aceptada por todos como un elemento de evaluación útil, es culpable favorito cuando se trata de descontento con elecciones a premios. El desplante a J.D. Martínez fue todo culpa de las WAR, porque por supuesto en un modelo de evaluación conjunta un pobre jardinero defensivo y que además dos terceras partes del tiempo fungía como bateador designado, no iba a quedar jamás al mismo nivel del grupo de jugadores de posiciones Premium que además tuvieron excelentes campañas ofensivas este año, encabezados por su propio compañero de equipo Betts.

El pensar de muchos fanáticos y al parecer compañeros de los medios no muy simpatizantes de las analíticas, es que ahora todo es WAR y WAR y que los que votan solo ven el frio, incomprensible y molestoso numero ese, sin prestar ya atención ninguna a cosas importantes como promedio de bateo, carreras empujadas, juegos ganados por los lanzadores, el lugar en que quedó el equipo del jugador y demás cosas. Pero, en la historia de los premios ¿ha sido realmente injusto el WAR con los ganadores o candidatos? Es decir, el premio se viene otorgando bajo la votación de la Asociación de Escritores de Beisbol de América ininterrumpidamente desde 1931 y, Mike Trout no estaba vivo entonces ni las controversias y quejas acerca de los ganadores del premio es una historia de todos los años. Claro, las WAR tampoco se habían inventado pero sí tenemos la ventaja de poderlas calcular de manera retroactiva.

Con todo este asunto, y basándonos en el tema que tratamos anteriormente sobre las concepciones erradas acerca del premio, decidimos preguntarnos ¿Cuántas veces, realmente, el ganador al MVP no ha sido uno de los mejores cinco jugadores en su liga según el WAR acumulado por el mismo en esa temporada?

La respuesta, como muchas suposiciones no respaldadas por los hechos, es que son muy pocos casos, señal inequívoca de que: primero las WAR generalmente andan merodeando la verdad de lo que pretenden demostrar y segundo, los periodistas no han estado tan perdidos ni han sido tan injustos como generalmente asumimos a la hora de elegir a un ganador. Claro, de que ha habido casos horrendos los han habido – y de eso hablaremos – pero no tampoco en la magnitud y frecuencia que, las supuestas injusticias recientes con algunos nos han llevado a pensar.

Lo que hicimos fue confeccionar una lista de cada ganador del premio MVP a partir de 1931 – año en que la BBWAA asume el control de la votación – determinar si el mismo terminó entre los mejores cinco en Victorias Sobre un Jugador Reemplazo acumuladas ese año en la versión Baseball Reference (bWAR) y aquellos que no, sacarlos aparte y estudiar un poquito cuál fue la razón de su no elección.

Tomen en cuenta que el grado de sofisticación de los votantes, y las herramientas de análisis que tenían disponibles no eran las mismas que poseemos digamos que del último cuarto de siglo para acá, pero de nuevo, dadas las circunstancias, los votantes generalmente hacían la elección correcta y el jugador electo igualmente terminaba entre los mejores cinco en WAR de su liga, fuese como jugador de posición o en los casos en que los ganadores fueron lanzadores.

Para aquellos que dudan del valor del WAR, lo que descubrimos es que los casos de ganadores del premio que no han estado entre los mejores cinco jugadores de posición o lanzadores de su liga ese año son bastante pocos. Diríamos que, a razón de dos o tres casos entre las dos ligas por década.

En una próxima entrega, entraremos en detalle sobre esto examinando las primeras tres décadas a partir de 1931, en donde se presentaron diez casos de este tipo






Pin It

Archivo

Entradas Populares