Tiempo de Aprender 17-12-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 17 diciembre, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

El Lanzador del Año en LIDOM – II

Con su apertura del pasado sábado en que tiró siete entradas de un hit sin carreras ante los Leones del Escogido y de pasó aseguró el boleto para la post-temporada de su equipo, el estelar Raúl Valdés de los Toros Azucareros del Este obtuvo su cuarta victoria de la campaña y redujo su promedio de carreras limpias a 3.05, que lo deja en el sexto lugar entre los mejores en ese departamento. Segundo en victorias, ponches y sexto en mejor efectividad no está nada mal para un hombre que además tuvo una carga de trabajo de 65 entradas, la mayor de la liga. Ver eso y pensar en “pitcher del año” es casi una reacción automática.

Pero, recuerden que estamos en un entorno ofensivo históricamente bajo en la Liga Dominicana este año. Resulta que la efectividad de 3.05 de Valdés es casi justo la efectividad promedio de la liga en conjunto que hasta la actividad de ayer estaba en 3.09. Si hablamos de carreras permitidas por cada nueve entradas – o sea obviando las carreras inmerecidas o sucias – Valdés concedió 3.46 carreras por cada nueve entradas versus 3.61 de la liga en términos colectivos. Eso quiere decir que, en cuanto al criterio de prevención de carreras como tal, Valdés anduvo alrededor del lanzador promedio de la liga y, si bien en un número de entradas significativamente mayor, a una distancia de entre una y dos carreras de hombres como Enny Romero, Josh Lowey y Nestor Cortés, sin mencionar a otros que no calificaron como Tommy Milone.

En números periféricos la situación es como sigue: Enny Romero del Escogido poncho 9 bateadores por cada nueve entradas lanzadas, pero entre los candidatos en realidad la mejor proporción fue la de Nestor Cortes de las Estrellas con 9.64 ponches por cada nueve entradas, solo que en 42 episodios y enfrentando entre cuarenta y sesenta bateadores menos que varios del grupo y justo cien menos que Valdés. Eso es importante. Tyler Alexander ponchó 8.57 por cada nueve entradas, Lowey 7.77 y Valdés 7.34. En proporción de boletos Alexander tuvo 1.64 por cada nueve entradas, Cortés 2.14, Romero 2.50, Valdés 2.77 y Lowey 3.35. Y, en cuanto a relación de ponches por cada boleto otorgado Alexander también fue el mejor con 5.22, luego Cortés 4.50, Romero 3.60, Valdés 2.65 y Lowey 2.32.

En cuanto a proporción de corredores embasados por bases por bolas y hits por entrada lanzada – el WHIP – Cortés tuvo el mejor con 0.86, virtualmente empatado con Romero y Alexander que terminaron en 0.87, Valdés 1.00 y Lowey 1.29.

Volviendo al tema de prevención de carreras, quizás uno de los estimadores más conocidos en proyección de promedios de carreras limpias aislando factores no controlables por el lanzador es el promedio de carreras limpias independiente de la defensa o FIP. Pues bien, entre nuestros candidatos el mejor fue el de Romero con 1.93, Alexander 2.45, Lowey 2.53, Cortés 2.60 y Valdés 3.38. Ventaja en este aspecto para el zurdo criollo de los escarlatas y ventaja relativamente amplia.

Otro predictor de promedio de carreras limpias es el SIERA, siglas en inglés de “Skill-INteractive ERA” cuya traducción poco feliz sería algo así como “Efectividad Interactiva basada en Habilidades”; en fin, el SIERA lo que intenta es responder a la pregunta de cuáles son las habilidades subyacentes o no aparentes de un lanzador en particular que no se muestran en los números comunes, pero a diferencia del FIP o el xFIP que ignoran las pelotas puestas en juego, esta métrica sí las toma en cuenta en la búsqueda de explicar la razón por la cual unos lanzadores tienen más éxito que otros limitando los hits y previniendo carreras.

El dato no está actualizado, pero así andaba la cosa en cuanto al SIERA entre estos pitchers hasta hace menos de una semana, cosa que no ha variado de manera significativa: Romero 3.27, Alexander 2.98, Cortés 3.00, Valdés 3.87 y Lowey 3.98.

Y finalmente las WAR que manejamos de la liga, actualizadas igualmente hasta hace una semana. Como saben ustedes hay dos versiones de la métrica cuando se trata de evaluar pitchers. Una cuyo cálculo pone un mayor peso específico a la capacidad del lanzador prevenir carreras – la de Baseball Reference – y la otra que se basa más en los aspectos que el lanzador puede controlar, o sea el FIP que es la usada por Fangraphs.

Pues bien, en WAR basadas en prevención de carreras por cada nueve entradas el líder era  Romero con 2.3, luego Tommy Milone con 2.1, Cortés 1.7, Rogelio Armenteros y Jake Kalish de los Gigantes 1.2 (recuerden que las WAR están ajustadas a factores de parque), luego Alexander 1.1, otro de los Gigantes José De Paula 1.1 y del resto de los candidatos, Valdés 0.8 – probablemente ya por encima de una WAR – y Lowey 0.7. En WAR basada en FIP: MIlone 1.5, Romero y Alexander 1.4, Valdés 1.1, Nabil Crismatt 1.0. El resto de nuestros contendores: Cortés 0.8 y Lowey 0.7.

Si decidimos entonces buscar una media de las dos versiones de forma salomónica, Romero queda en 1.9, Milone 1.8, Alexander y Cortés 1.2, Valdés 0.9 y Lowey 0.7. Recuerden, esto hasta hace alrededor de una semana.

Las pruebas están en la mesa amigos, sean ustedes el jurado.






Pin It

Archivo

Entradas Populares