Tiempo de Aprender 18-12-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 18 diciembre, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Wilson Ramos por dinero es mejor que J.T. Realmuto por talento

Después de coquetear por varios días en las reuniones de invierno y antes que eso con los Marlins de Miami para una posible adquisición del estelar receptor J.T. Realmuto, los Mets de Nueva York y su activo Gerente General Brodie Van Wagenen dieron un giro a la izquierda y firmaron al agente libre venezolano Wilson Ramos para ser el nuevo mascara del club.

Los Mets acordaron el domingo pasado un contrato de dos temporadas y 19 millones de dólares con el cátcher Carabobense quien estará jugando su temporada edad 31 años en el 2019. El año pasado Ramos participó en 111 partidos entre los Tampa Bay Rays y los Phillies de Philadelphia bateando .306/.358/.487 con 22 dobles, 15 jonrones y 70 remolcadas. Fue la segunda ocasión en los últimos tres años en que Ramos batea sobre .300 pero, su salud no ha sido la mejor de todas habiendo participado en solo 111 partidos en el 2018 y 64 en el 2017.

En los rumores en los que se asociaba a los Mets y Realmuto se presentaron varios escenarios. Uno de ellos era un complicado cambio entre tres incluyendo a los Yankees en el que los del Bronx pretendían a Noah Syndergaard, los Mets recibían a Realmuto y los Marlins quedaban con un botín de jugadores jóvenes entre los que probablemente habrían estado uno de entre Brandon Nimmo o Michael Conforto, Amed Rosario y además Miguel Andújar desde los Yankees. Otro escenario ya directo entre Mets y Marlins era solo de los tres jugadores mencionados previamente.

Realmuto es sin dudas uno de los mejores catchers de la actualidad, tomando además en cuenta que es uno de los pocos receptores “a tiempo completo” que existen en las mayores hoy día, habiendo recibido en al menos 112 partidos en cada una de las cuatro temporadas anteriores. Si fueranos a comparar a Ramos con Realmuto pues es obvio que el segundo tendría la mayor ventaja. Para empezar es tres años más joven y le restan dos años de control, aunque probablemente a un alto precio en arbitraje. En las últimas tres campañas Realmuto presenta línea ofensiva de .286/.338/.454, 10.5 bWAR totales y OPS ajustado (OPS+) de 116 o 16% mejor que el bateador promedio de la liga. Ramos por su lado está en .298/.343/.483, 6.0 bWAR y OPS+ mejor que el de Realmuto un 20% por encima del jugador ofensivo promedio. En la parte ofensiva no se puede alegar que Realmuto ha sido significativamente mejor puesto que los números no lo indican, incluso métricas ofensivas ajustadas como el OPS+ le dan ventaja a Ramos, mientras que en Carreras Creadas Merecidas (DRC+) la nueva métrica ofensiva estándar de Baseball Prospectus, el año pasado Realmuto termino en 113 – o sea que creó carreras un 13% por encima del bateador promedio – y Ramos en un 11%, ventaja para Realmuto pero cercanos. En el 2017 ambos tuvieron un índice idéntico de carreras creadas merecidas de 99, o sea un uno por ciento por debajo de la media mientras en el 2016 Ramos anduvo en un 16% sobre el promedio mientras que Realmuto en un 7% por debajo de la media. O sea que desde la perspectiva de esta métrica, Ramos es el mejor jugador ofensivo y por un margen aparentemente claro.

Nos queda entonces el tema defensivo que, tratándose de los catchers implica distintas variables. Por ejemplo, en Fangraphs Realmuto aparece con 30.8 carreras defensivas sobre el promedio desde el 2016 a la fecha, uno de los mejores catchers defensivos del periodo. Ramos aparece con 15.8. En WAR defensivas (dWAR) de Baseball Reference Realmuto tiene 0.9 dWAR netas las últimas tres campañas y Ramos 0.8. Finalmente en carreras de fildeo sobre el promedio (FRAA) de Baseball Prospectus, que hace un ajuste en el caso de los receptores, la verdad es que en los últimos tres años ambos catchers han estado en una montaña rusa en cuanto a desempeño, alternando buenas temporadas con otras mediocres, pero en general la ventaja es para el venezolano quien gracias a un excelente 2016 tras el plato (11.4 FRAA y un brillante 10.7 producto del framing) compila 8.2 FRAA netas versus 3.9 de Realmuto las últimas tres campañas.

Siendo brutalmente honestos, es poco probable que si se los ponen a los dos en una balanza a cualquier hombre de béisbol este elija a Ramos sobre Realmuto tomando en cuenta los factores de edad, durabilidad y proyección. Pero, en el caso de los Mets el costo de oportunidad de obtener a Realmuto significaba alguien de entre dos de sus principales jugadores jóvenes ya en grandes ligas o, peor aun, uno de sus dos abridores súper estrellas. Ramos puede que no sea Realmuto pero, saludable, no hay razón para pensar que no pueda aportar al menos tres cuartas partes del valor de Realmuto a un costo únicamente financiero y controlado por dos años. En honor a la verdad, y viendo las posibles propuestas de cambio, es mejor y más eficiente Wilson Ramos – o hasta Yasmani Grandal –  por dinero que J.T. Realmuto por talento. Los Mets hicieron lo correcto.






Pin It

Archivo

Entradas Populares