Tiempo de Aprender 28-09-2018

Por Redacción GrandesELD | En fecha: 28 septiembre, 2018

Por Carlos José Lugo
Twitter: @CarlosJLugo

Shohei Ohtani para el Novato del Año

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

Assistant GM Tigres del Licey. Comentarista y escritor deportivo. Co-host Grandes En Los Deportes.

En el día de hoy haremos un alto en nuestra serie de comentarios sobre los jugadores de mejores herramientas en las Grandes Ligas, moviendo nuestra atención a los galardones individuales de la temporada 2018. La etapa regular descuenta latidos aceleradamente y, si bien este ha sido un año de carreras muy cerradas en cuanto a los premios, ya es poco lo que puede cambiar en lo que resta de juego.

Al estilo de los grandes diarios de los Estados Unidos, que en tiempos de elecciones presidenciales escriben editoriales endosando a un candidato de manera abierta, pues en esa misma tradición que empezamos hace algunos años en la sección pensamos hacer lo mismo. Al respecto, una serie de advertencias previas acerca de la metodología de nuestros análisis y las decisiones. Lo primero es que las estadísticas de última generación son un elemento fundamental en el proceso de análisis, lo lamentamos, pero si usted es de los que rechaza de manera casi instintiva herramientas como las Victorias sobre nivel reemplazo – por el motivo que fuere – entonces puede que algunas de las conclusiones a las que lleguemos aquí no serán de su agrado. De nuevo, lo lamentamos, pero son herramientas que, con todo y no ser perfectas ni exactas al cien por ciento, simplemente son mejores y más útiles que los numeritos tradicionales aislados y en al vacío. Lo segundo es que no es imperativo para nosotros que el principal candidato a un premio deba salir única y exclusivamente de un equipo contendor. Y eso incluye muy particularmente el premio a Jugador Más Valioso. El MVP es un premio individual, no de equipo. Los premios de equipos son los títulos divisionales, banderines de liga y el más importante de todos es el Trofeo del Comisionado que se le otorga al ganador de la Serie Mundial. Si usted se cree las hipótesis y disquisiciones semánticas que hacemos los comentaristas acerca del significado de la palabra “valor”, volvemos a la misma expresión, lo lamentamos. Dicho esto, entre jugadores de desempeños parecidos – y vaya que hemos tenido muchos este año – el punto de desempate para nosotros sí es el desempeño del equipo.

Aclarado esto, hablemos del premio Jackie Robinson al jugador Novato del Año de la Liga Americana.

En la Liga Americana la carrera es entre tres jugadores y pudiéramos agregar un cuarto. Son ellos Shohei Ohtani de los Angelinos, Miguel Andujar y Gleyber Torres de los Yankees y Joey Wendle de Tampa Bay quien, tras bastidores, estuvo construyendo una magnifica temporada todo el año y al revisar sus numeritos recientemente nos hemos dado cuenta de esto de manera casi sorpresiva. Andujar y Torres han sido dos piezas importantes en el cuadro interior de los Yankees ganándose los puestos de regulares a puro talento y con muy buenas actuaciones. Hasta la noche del jueves el tercera base dominicano bateaba .295/.327/.520 con 43 dobles, 26 jonrones, 87 remolcadas y un Average Uniforme de .289. El segunda base venezolano tiene línea de .275/.343/.482 con 23 jonrones, 73 remolcadas, seis bases robadas y TAv de .281. En cuanto a números de acumulación, tradicionales, Andujar presenta un caso sólido para ganar el premio. Pero, el problema con él e incluso el mismo Torres es que, pese a jugar posiciones muy importantes en el espectro defensivo, la realidad es que ninguno ha aportado mucho valor a la defensa, especialmente Andujar cuyos problemas en este aspecto han costado un estimado de entre 15 y 25 carreras a los Yankees dependiendo de la métrica que se utilice. La defensa de Torres ha sido superior a la de Andujar, pero no tampoco algo extraordinario y además su ofensiva se redujo considerablemente en la segunda mitad de la temporada. En las controversiales WAR, en las versiones de Baseball Reference y Fangraphs Andujar consigue 1.9 y 2.4 – la pobre defensa rasurando casi un 40% de su aporte ofensivo en términos netos – mientras Torres obtiene 3.0 y 1.9 respectivamente. Wendle tiene registros solidos con línea de .300/.354/.436, 32 dobles, seis triples, siete jonrones, 58 remolcadas, 15 robos de base, TAv de .287 con 4.4 y 3.7 WAR en las dos versiones. El tema con Wendle, que lo diferencia de los demás es el siguiente, primero que nada es un hombre ya con 28 años – nada de malo en eso respecto a las reglas del premio – y puede que su rol eventual sea de súper utility. De nuevo, todo eso es importante y no debiéramos discriminarlo por eso, pero a la vez es bien desagradable despertarnos en diez años y darnos cuenta de que le dimos el Novato del Año a Bob Hamelin y no Manny Ramírez.

Esto nos deja a Ohtani, quien a nuestro entender debe ser el ganador del premio y nos parece que el debate no debe ser demasiado complicado. Los inclinados a Andujar o Torres señalarán – lo cual no es incorrecto – la presión de jugar para un contendor y nada menos que los Yankees, mientras Ohtani participó en muy pocos escenarios de presión viéndolo desde esa óptica. Pero ah, ¿acaso no existe presión en tratar de ser lanzador abridor y bateador designado de poder de un equipo de grandes ligas, al mismo tiempo? Como jugador ofensivo Ohtani batea .283/.362/.568 con 44 extrabases incluyendo 20 jonrones, 59 remolcadas, nueve robos de base, TAv de .317 y 2.7 WAR en ambas versiones como jugador de posición. El TAv, de entrada, nos indica que Ohtani en términos relativos ha sido mucho mejor jugador ofensivo que los dos muchachos de los Yankees y Wendle, lo cual se confirma con cualquier métrica ofensiva de última generación. La penalidad que sufre Ohtani al hacer el ajuste posicional está incluida en lo anterior, de modo que no hay mucha discusión. Y luego están entonces sus diez aperturas, 51 entradas y dos tercios, record de 4-2 con efectividad de 3.31 y 63 ponches propinados. Pongan las cosas en perspectiva, Ohtani ponchó casi el mismo número de bateadores que las carreras que terminará empujando, y no estamos hablando de media docena en cada caso. Su aporte como lanzador en WAR fue 1.3 en B-Ref y 1.0 en Fangraphs. Sumando las contribuciones a ambos lados Ohtani terminará aportándole a los Angelinos alrededor de 3.5 victorias netas, pese a no tener una temporada completa en términos de tiempo de juego en ninguno de los dos roles. Y el muchacho apenas cumplió 24 años. No es que Ohtani haya tenido una temporada igual a la de Babe Ruth en 1918 o 1919, pero sí ha sido lo más cercano a eso desde hace…correcto, exactamente un siglo.

Por todo esto, Shohei Ohtani es nuestro candidato para el Novato del Año en la Liga Americana.




Archivo

Entradas Populares